La Nasa va al cine: 2012

2012
2012

En los primeros días de este año la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio (NASA) publicó la lista de las siete películas de ciencia ficción más absurdas según las teorías científicas, informa The Sunday Times. Este gesto nos sorprende pues hasta ahora las relaciones de la ciencia y la ficción gozaban de cierta informalidad. ¿Por qué la Nasa, un organismo gubernamental, estaría tan interesado en lo que se ha llegado a nombrar como un género “menor”?

Se dice que la ciencia ficción sueña con la ciencia o el futuro de la misma: los robots de Asimov o las paredes de La Pradera de Ray Bradbury, habrían sido los adelantados que presagiaron la existencia actual robot -ayudante, o las modernas casas inteligentes

Así, los críticos de arte miden la calidad de la obra según su grado de cercanía con la “realidad científica”: el acierto de un relato radica en la concordancia entre el hecho profetizado y el realizado. ¿Por qué pedirle a este género de ficción, ya sea en el cine o en las letras, la prueba de realidad? ¿Por qué debe adivinar el futuro y acertar? En tren de desplegar estas preguntas indaguemos la relación entre ciencia y ficción-

La ciencia de la ficción -y la ficción de la ciencia- se articulan por anticipación, término que designa “el hacer que algo suceda antes del tiempo señalado o esperable”. Advertimos que no se trata de un elemento de adivinación sino de acción. La anticipación no es la previsión o vaticinio de la acción, pues tratarla así implicaría una delimitación del tiempo en categorías tales como pasado, presente y futuro, que dejaría de lado el tono inquietante de la temporalidad de la que se trata en la ciencia ficción, la cual nos coloca más cerca del acto mismo. Los relatos de la ciencia ficción producen la realidad de la ciencia y son ,a veces, el puntapié inicial de la invención. Quizás la Nasa no deja de captar la performatividad de la ciencia ficción, o sea: que al decir (contar, relatar) hace, y más allá de la verosimilitud, puede ser certera y efectiva. Tomemos nota que el primer título de la lista confeccionada por la Nasa es: “2012” película que trata sobre ¡el anunciado fin del mundo según el calendario Maya! Que los especialistas de la Nasa la designen como la más absurda ¿intentará contrarrestar la efectividad de esa falsedad que según ellos se desprende del argumento? La eficacia performativa, que según el filósofo del lenguaje J. L. Austin (Como se hacen cosas con las palabras)1 no proviene de la verdad, sino de las circunstancias, del contexto. Parece que algunos especialistas han notado que las palabras hacen cosas, producen , fabrican el mundo en qué convivimos y que en ciertos contextos, una fantasía del fin del mundo podría ser muy eficaz.

claudia weiner clawein@gmail.com

 

(1)"La promesa performativa de la ciencia Ficción", Claudia Weiner, revista Artefactos, de la elp, N°1

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0