Ser madre... ser padre?

El matrimonio igualitario puso de manifiesto que ser padres o madres no está unívocamente ligado a un género. Sin lazos biológicos y sin coacción, la familia se convierte en un modo en que las personas se acercan y se elijen Notemos que las funciones “padre” “madre” se nos presentaban atadas a distinciones biológicas, las parejas de la semejanza, el matrimonio sin distinción comienzan a mostrar que puede ser diferente

 

La familia ha dejado de ser un lugar sólo destinado a perpetuar las instituciones cuyas teclas están en manos del poder. Se revela como una forma de acercarse y elegirse de las personas, para amarse y cuidarse. Acaso la noción de familia antigua se vea renovada con estos acontecimientos, acaso los hombre y la mujeres, los hij@s de cualquier tipo de pareja, reciban el aire fresco de este acontecimiento social.

 

Los invitamos a ver el video, más abajo de este texto.

 


 

Escribir comentario

Comentarios: 0